Pergamino 7

(Cruz) In dey nomine amen. Sepan quantos este publico instrumento vieren como en la villa de Valladolid a treynta dias del mes de deσienbre anno de la natiuidat del nuestro saluador Ihesu Xrispto de mill e quatroçientos e veynte e quatro annos, ante el reue rendo en Xrispto padre e sennor don Diego por la graçia de Dios e de la Santa Yglesia de Roma obispo de Calahorra e de La Calçada oydor de la audiençia de nuestro señor el rey e chançeller mayor de la sennora reyna donna Blanca primogenita de Nauarra dentro en el monesterio de la orden de la Santa trinidat que es hacer ca la puerta del campo donde el a la ssaσon posaua en presençia de mi el notario publico e de los testigos dejuso escriptos a la ora de nona paresçio y presente un omne frayre de la Orden de Sant Françisco segunt su abito el qual se dixo su nonbre fray Juan de Viσcaya del conuento jerosolimitano procurador que se mostro de los clerigos e cabildo de la villa de Bermeo. E eso mesmo procurador que se mostro del guardian e conuento del monesterio de Sant Françisco que es dentro en la dicha villa segunt que paresçia por dos procuraçiones que ende mostro escriptas en paper e signadas de notario publico. E presento ante el sennor obispo una escriptura de conposiçion fecha entre los dichos guardian y frayres con los dichos clerigos e cabildo escripta en rromançe en pargamjno de cuero e signada de tres signos de notarios publicos segunt que por ella paresçia el tenor de las quales procuraçiones e instrumento de conposiçion es esto que se sigue. Sepan quantos esta carta de poder vieren como nos Martin Juan d’arexamaga arçipreste e Furtun abad d’Asuaga mayordomo, e Juan Martines de Fradua, e Martin Rruys d’Ugarte guardas e clerigos de la clereσia de las yglesias de la villa de Bermeo que estamos juntados en la yglesia de Santa Maria d’esta dicha villa por rraσon que en los tienpos passados nos la dicha clereσia d’esta dicha villa de la una parte e el guardian e frayres e conuento del monesterio de Sant Françisco d’esta dicha villa de la otra an seydo muchos plitos e contiendas e deuates sobre lo qual por seruiçio de Dios e entendiendo seer pro comun de nos las dichas partes aunadamente seyendo concordados e plaσen teros entre nos e los dichos guardian e frayres auemos otorgado e çelebrado çiertos contractos e conpusiçiones segunt que esto e otras cosas mas largamente se contienen en los tales contractos e instrumentos que en la dicha rraσon passaron. Por ende conosçemos e otorgamos que damos todo nuestro poder conplido en la mejor manera e forma que podemos e deuemos de drecho a fray Juan d’Açatarro frayre de la orden de Sant Françisco al qual dicho fray Juan damos nuestro poder para que sobre ello por nos e en nonbre pueda suplicar e suplique al mucho honrrado padre e sennor don Diago obispo de Calahorra e de La Calzada o a quien so la su merced deviere e oviere poderio para ello et pueda pidir e pida confirmaçion o confirmaçiones de los dichos contractos e instrumentos e composiçiones asi çelebrados entre nos e los dichos frayres et para que pueda pidir e pida liçençia o liçençias e autoridat et si neçessario fuere para otorgar de nuevo et para ganar sobre ello carta o cartas de confirmaçion o confirma çiones liçençia o liçençias e otras qualesquier cartas las que conplideras sean et para faser todas las cosas e cada una dellas que nos mismos fariamos diriamos suplicariamos si a todo ello presentes fuesemos aunque sean tales e de aquellas cosas en que segunt derecho rrequiere auer en si espeçial mandado e poder mayores o me nores o yguales de las en esta carta espeçificadas e quan conplido poder auemos para lo que dicho es e para cada cosa dello otro tal e tan conplido damos e otorgamos al dicho nuestro procurador para lo qual asi tener e guardar e conplir nos los dichos arcipreste mayordomo e guardas obligamos a todos nuestros bienes spiritua les e tenporales et porque esto es verdat otorgamos esta carta ante Juan Yneguis de çugasti escrivano de nuestro sennor el rrey e su notario publico en la su corte e en todos los sus rregnos e sennorios al qual rrogamos que escriuiese esta carta e la signe de su signo testigos que a esto fueron presentes rrogados Juan Peris de çamudio escri vano e Martin Sanches de Largian e Pascoal Martines D’Uberoaga vesinos de Bermeo. Fecha esta carta en la yglesia de Santa Maria desta dicha villa de Bermeo, veynte dos dias de nouiembre anno del nasçimiento del Nuestro Sennor Jesu Cristo de mill e quatroçientos e beynte e quatro annos. Et yo Juan Yneguis de çugasti escriuano e notario publico sobredicho presente fuy a lo que dicho es en uno con los dichos testigos e otorgamiento e rruego de los dichos arçipreste mayordomo e guardas escriui esta carta de poder et por ende fis aquí este mio signo a tal en testimonio de verdat: Juan Yneguis. Sepan quantos esta carta de poder e de procuraçion vieren como nos, Fray Juan Peris d’Unda guardian e Fray Martin de Batis doctor e Fray Rrodrigo de Bermeo e Fray Juan de Lana e Fray Xemeno d’Arbolancha e Fray Juan de Nardis e Fray Martin d’Arechaga e Fray Juan d’Amallo e Fray Juan de Biluao e Fray Juan de Villabaso e Fray Martin de Gorlis, nos los dichos nonbrados guardian e frayres del monesterio e conuento de Sant Françisco de Bermeo, estando juntados en el rrefetorio del dicho monesterio a cabildo a canpana tannida segunt que lo auemos de uso e de costumbre, espeçialmente por rason que de grandes tiempos a esta parte an seydo muchas discordias e pleytos e demandas entre los frayres e conuento del dicho monesterio et en tre la cleresia e uniuersidat de la dicha villa de las quales discordias e pleitos e demandas, seyendo la graçia de Dios es fecho pas e concordia e Buenavenimiento entre nos los dichos guardian e frayres e conuento e entre la dicha claresia e uniuersidat segunt todo ello paresçe e esta fecho e afinado por contracto publico signado de notarios publicos et por quanto la dicha concordia e pas e avenimiento non es confirmado por el mucho honrado padre e sennor don Diago, obispo de Calahorra e de la Calçada su cuyo mandamiento e obispado son la dicha cleresia e uniuersidat, por ende conosçemos e otorgamos que fasemos e ponemos e establesçemos por nos e en nuestro nombre e logar por nuestro çierto conplido procurador a Fray Juan d’Açatarro frayre del dicho monesterio e conuento que mostrador sera desta present carta de procuraçion para que por nos e en nuestro nombre pueda faser e faga rrelaçion o pidimento a la alta santidat e merced del dicho sennor obispo que la dicha concordia e pas e avenimiento fecho entre nos los dichos guardian e frayres e entre la dicha cleresia e uniuersidat quiera auer e dar e confirmar por bueno e por firme e valedero en todo e por todo para agora e para siempre, al qual dicho nuestro procurador otrogamos e damos todo poder conplido para en lo sobredicho e para en todas cosas que dello son e pueden seer pendientes en firmança del fecho e negoçio suso contenido e nombrado pertenesçen e pertenescan et todo quanto que por el dicho procurador ante el dicho sennor obispo fuere fecho e tractado e pidido sobre lo que dicho es. Nos los dichos guardian e frayres lo aue mos e abremos por firme e por estable e valedero para agora e para siempre jamas et non yremos contra ello nin contra parte dello en tiempo del mundo para todo lo qual asi tener e guardar e auer firme obligamos a todos los bienes muebles e rrayces spirituales y tenporales auidos e por auer del dicho monesterio e conuen to. Otro si neçesario fuere, yo el dicho Fray Juan Peris, guardian otorgo e do liçençia al dicho Fray Juan d’Açatarro para que pueda seer e sea procurador de la dicha cleresia e vniversidat sobre lo que dicho es para ante el dicho sennor obispo; festa esta carta en el dicho monesterio e veynte dias del mes de nobiembre en el anno del nasçi miento del Nuestro Salvador Jesu Cristo de mill e quatroçientos e veynte quatro annos; desto son testigos que estauan presentes llamados e rrogados Juan Martines de Agirrebonde e Pedro de la Plaça e Juan Martines de Muxica sobrino de Martin de Ybannes de Muxica vesinos de Bermeo e otros. Et yo Pero Ybannes de Mesteriça escriuano publico de la dicha villa de Ver meo que a esto fuy presente en uno con los dichos testigos escriui esta carta e resceui la estipulaçion de los dichos guardian e frayres en nonbre e vos de todos aquel o aquellos a quien pertenesçe e deue e puede pertenesçer. Et por ende pusi aquí este mio signo en testimonio de verdat Pero Martines. In Dei no mine, amen. Sepan todos los que el presente instrumento vieren commo, viernes a dose dias de Mayo anno del nasçimiento del Nuestro Salvador Jesu Cristo de mill e quatroçientos e veynte quatro annos. En la villa de Bermeo dentro en la Yglesia de Santa Maria de la dicha villa delante el altar mayor della estando y Martin Juan d’Arexairenaga arçipreste e vicario en la dicha villa et Pascoal Sanches d’Udayaga e Pero abad de çuloeta curas e Martin abad d’Agirre mayordomo et el dicho Pero Abad de çuloeta e Lope Abad d’Apioça guardas e Martin abad d’Amius e Pero Juan de Mendieta e Martin Rruys d’Ugarte e Juan Abad de Fradua e Furtun abad d’Asuaga clerigos beneficiados e Pero abad Trobica e Martin d’Ibarra e Pedro de Muxica, diaconos con liçençia e poder que el dicho Martin Juan, su arçipreste e vicario, les dio e otorgo de presente en cuanto era en el e podia de dercho, los sobrenonbrados arçipreste e vicario e curas e clerigos e beneficiados en las yglesias desta dicha villa por virtud de la dicha liçençia e poder a ellos dado por el dicho su arçipreste e vicario et en vos e en nonbre de toda la uniuersidat e cabildo de la cleresia de la dicha villa e por si de la una parte Fray Juan Peres d’Unda guardian e Fray Martin de Batis doctor e Fray Rrodrigo de Bermeo e Fray Juan d’Alaba e Fray Juan de Sant Juan de Nardis e Fray Juan d’çamallo e Fray Xemeno d’Arbo lancha e Fray Juan de Biluao e Fray Martin d’Arechaga e Fray Martin de Gorlis frayres del monesterio de Sant Françisco de la dicha villa con liçençia e poder quel dicho Fray Juan Peres su guardian les dio e otorgo de presente en quanto era en el e podia de derecho en vos e por nonbre de todo el conuento e frayres del dicho monesterio e por si por vertud de la dicha liçençia e poder a ellos dado por el dicho su guardian de la otra parte et en presençia de nos, Juan Sanches de Menchaca bachiller notario apostolical e inperial e Juan Martines de çallo e Juan de Sant Juan de gareca escriuanos publicos de la dicha villa e de los omnes buenos dejuso sus nonbres escriptos por testigos luego de presente los sobredichos arçipreste e vicario e curas e mayordomo e guardas e clerigos et los dichos guardian e doctor e frayres todos a una vos dixieron que ellos a seruiçio de Dios e de Santa Maria por via de pas e concordia de sus propias autoridades seyendo ajuntados en el pre sente dia sobre el presente caso cada uno en su yglesia e monesterio a canpana tannida segunt quelo an de costunbre e concordes en sus cabildos que eran de presente congregados e ajuntados y en la dicha yglesia para faser e afirmar e fisieron e afirmaron e otorgaron y luego de presente su pato e contracto de a benimiento e compusiçiones e final pas e concordia entre si de todos los pleitos e demandas e açiones e debates que auian seydo e eran entre ellos de la una parte a la otra e de la otra parte a la otra sobre rrason del dicho monesterio de Sant Françisco desta dicha villa y en la otra qualquier guisa e manera que sea de fas ta este dia presente de la fecha deste instrumento en la forma e manera contenida e declarada en este presente instrumento por los articulos adelante contenidos: lo primero que los nueue mill maravedies que nuestro sennorr Don Enrrique, de buena memoria que Dios de Santo Pareyso puso e dio a la cleresia en merced e en limosna perpettualmente de cada anno por rrason de la pas e concordia dentre los dichos clerigos e frayres porque el dicho monesterio non fuese demolido por vertud de las sentencias papales que ouieron avuido los dichos clerigos e nuestro sennor el rrey Don Juan, que Dios mantenga gelos da e los dichos clerigos lo tienen por preuillegio e possession que la dicha cleresia que aya e lieue los dichos nueue mill maravedies perpetualmente de cada anno et quel dicho monesterio e frayres non les fagan enbargo nin contradisçion ninguna en algun tiempo nin por alguna manera et la dicha cleresia desde el dia de oy por siempre jamas tienen e afirman e apro euan el oratorio que ellos solian desir de Sant Françisco por monesterio de la orden de Sant Françisco e consienten que este firme el dicho monesterio por siempre jamas sin contradiçion alguna; Item que como el dicho monesterio e frayres eran e son tenudos de dar a la dicha cleresia la canonica porçion bien e conplidamente segunt manda el derecho que por ende que por rrason e enmienda e satisfaçion de la dicha canonica que los dichos guardian e frayres de oy dia de la fecha deste contracto que dan e apropian a la dicha cleresia e cabildo los dos mill maravedies que el Rrey nuestro Sennor da en limosna al dicho monesterio de cada anno en tal manera que los dichos dos mill maravedies que sean librados e traspassados a la dicha cleresia e para ellos, et sobre ello, que los dichos frayres e clerigos enbien suplicar a la merced del rrey porque los dichos dos mill maravedies sean librados e traspasados a la dicha cleresia e las costas que sobre ello se fisieren que las paguen anbas las partes a medias, et fecho el dicho traspassamiento que la dicha cleresia aya et lleue los dichos dos mill marauedis en emienda de la dicha canonica en tanto los dichos clereigos e frayres ayan ganado el monesterio d’Alboniga o la emmienda o satisfaçion del, et los dichos clerigos e frayres que se aiuden a suplicar e ganar el dicho monesterio o la dicha su emienda enbiando alla sus procura dores de con su uno e fasta que el dicho monesterio o la emienda e satisfaçion del ayan librado que non sea fecho otra petiçion ni suplicaçion al dicho sennor Rey para el dicho et ganado el dicho monesterio o la emienda del, que los dichos clerigos e frayres que ayan e lieben a medias lo que ende de ganare pagando anbas las partes toda la costa a medias et a tiempo que el dicho monesterio de Alboniga o la emienda o satisfaçion del ganaren e la dicha cleresia oviere la possession de la meatad de lo tal que ganaren que entonçes que los dichos clerigos dexen e relaxen e traspasen al dicho monesterio e frayres e para ellos los dichos dos mill maravedis et que sean librados e traspassados al dicho monesterio e frayres a costa de anbas las partes et que ayan e lieben los dichos dos mill maravedies el dicho monesterio e frayres, pero si la merçed del rey o de los reyes e sennores sus suçessores non les dieren o non les otrogaren el dicho monesterio o enmienda por el que los dichos clerigos ayan e liebn los dichos dos mill maravedies et si por aventura seyendo lieuado e otorgado el dicho monesterio o la emienda del e depues el dicho presente sennor Rrey o otros Rreyes e sennores sus suçessores por qualquier manera o ouiesen de tirar e toller a la dicha cleresia e frayres el dicho monesterio o la emienda del, que en tal caso el dicho monesterio e frayres que sean tenidos de dar e traspasar de cabo a la cleresia los dichos dos mill maravedis de cada anno a costa de anbas las dichas partes. E otrosi, si la voluntad del dicho sennor Rrey e de los susçessores fuere de quitar e toller a la dicha cleresia los dichos dos mill maravedis por qualquier delicto o por otra qualquier guisa que sea, que en tal caso el dicho conuento e frayres que sean tenudos de dar e tener a la dicha cleresia la dicha canonica porçion segunt manda el derecho. Ytem que los que mueren ab intestatu en esta villa en los terminos della, si los tales finados ovieren sepultura asignada en la yglesia de Santa Maria o en Santa Eufemia o en el conuento de Sant Françisco que los tales defuntos sean enterrados a donde se fallaren que las tales sepulturas asignadas to uieren et si por aventura los fijos o fijas tales murieren ab intestatu ora adultos o non adultos e el padre e la madre de los tales defuntos fueren muertos o seguieren enterrados el uno dellos en Santa maria o en Santa Eufemia e el otro en el monesterio de Sant Françisco, que en tal caso los cuerpos de los tales defuntos que sean enterrados en la dicha yglesia o conuento a donde se fallaren que postremero el padre o la madre de los tales defuntos fuere enterrado et, en caso que el padre o la madre biban, que los fijos inadultos de los tales que sean enterrados donde esleyeren el padre la madre et si por aventura la madre fuere muerta que sean enterrados a donde fuere la voluntad de su pa dre. Ytem caso que el padre fuere muerto que sean enterrados a donde fuere la voluntad de la madre de los tales inadultos. Ytem si algun estrangero muriere en esta villa o en sus terminos ab intestatu el tal no touiere sepultura asignada nin se fallare que su padre nin su madre ioguiese enterrado en las dichas yglesias nin en el dicho monesterio que en tal caso el tal defunto sea enterrado en la yglesia perrochial non en el monesterio, pero si se fallare quel tal defunto puso su sepultura en la voluntad del huespede o de la huespeda donde el tal finado posaua, que sea enterrado el cuerpo del tal finado a donde dicho huespede o huespeda lo mandare contreniendo al tal huespede o huespeda con jura mento, presentes seyendo a ello de consumo tres clerigos esleydos por el cabildo e dos frayres esleydos por el conuento, e si tal defunto le mando e encomendo la su sepultura segunt la su voluntad do quisiese el dicho huespede o huespeda. Ytem los que murieren fuera del termino desta villa ab intestatu a donde non ouiere espre 67,513,221,506,412,500,543,495,720,481,832,472,980,464,979,459,866,463,690,476,524,489,360,496,66,507 la otra, por si nin por otras personas mediantes. Et si por aventura alguna dissenssion o diuision acaesçiere entre los herederos e parientes sobre rrason de faser los tales aniuerssarios e ofrendas del tal defunto moriente ab intestatu, que sea en disposicion e eleccion de la mayor parte de los herederos e parientes a donde se fagan los ta les aniuerssarios e ofrendas. Ytem que las mujeres rressient casadas que entren a do fuere la voluntad de las tales nobias o de sus maridos libremente segunt que an de construnbre pero que esta entrada de las rresient casadas que non sea nin se entienda la solempnidat del pedimiento. Ytem que las mujeres que se ouieren de presentar en rrason de la purificaçion despues del parto segunt honestad e costumbre que se presenten en las yglesias de Santa maria e de Santa Eufemia e en Santa Marina e non en el dicho conuento de Sant Françisco. Ytem al tiempo que los defuntos se ouieren de llevar a enterrar al dicho monesterio de Sant Françisco e fuere de la parte de los dichos frayres o de los parientes del tal defunto denunçiado al mayordomo e guardas o al sacristan o a qualquier dellos                                                                                                                            

1424 Diciembre 30. Valladolid
1425 Julio 28. Burgos

Confirmación de la concordia establecida entre los frailes del covento de San Francisco y el cabildo eclesiástico de la villa de Bermeo, por parte de Don Diego, obispo de Calahorra y la Calzada, ante Fray Juan de Viscaya, procurador de los frailes y del cabildo eclesiástico de la villa. Asi como la confirmación, también, del maestre Joan de Santa Ana, padre ministro provincial de los monasterios y frailes de San Francisco en la provincia de Castilla, de la citada concordia, ante Fray Rodrigo de Bermeo, fraile del monasterio de San Francisco de Bermeo.