12-06-2020

Para terminar la semana, un pergamino con un sello espléndido...

... que pende de un documento es una carta plomada de Alfonso XI de Castilla (1311-1350), que forma parte de un pleito iniciado por la queja del concejo de la villa de Lekeitio contra los clérigos del Cabildo Eclesiástico de la iglesia de Santa María de la villa marinera, ante la negativa de estos a hacer misas y enterramientos en la iglesia a los monteros colindantes. La razón aludida por los clérigos es que sus diezmos fueron recogidos por un particular (Gonzalo Ibañez de Aranzuvia) ajeno al cabildo, cuando estos diezmos pertenecían a este cabildo. Ante esta situación el Rey manda al Prestamero de Vizcaya, Ladrón de Guevara, para que obligue al particular a restituir los diezmos al cabildo. Existe, además, en el AHEB-BEHA un privilegio que se refiere a la consecución de esta querella, datado en Burgos, el 27-01-1372 y la sentencia a este litigio dada en Palencia el 08-12-1377.

Si quieres leer el contenido, sigue este enlace y podrás ir descubriendo la escritura del siglo XIV.
http://www.centroicaro.net/…/ica…/pergaminos/pergamino1.html

Si quieres saber un poco más, accede al enlace de la descripción del documento en nuestro catálogo https://cutt.ly/RueK2vs

... o sigue leyendo un poco más...

______

El Prestamero era un cargo de nombramiento señorial, facultaba para ejercer la autoridad dentro de las merindades, como unidades específicas o como conjunto constituyente de la Tierra Llana. El conocimiento documentado del prestamero arranca en el siglo XIII y XIV, junto con el Merino, se configuró como principal funcionario del Señorío de Vizcaya. El Merino fue sustituido por el Prestamero, que alcanza singular relieve en los ss. XIII-XIV y comienzos del s. XV. La prestamería era oficio único para toda Vizcaya, aunque podía tener dos lugartenencias: una para las merindades de la Vizcaya nuclear y otra para la de Durango. El declive comienza cuando se atribuye la prestamería a miembros de linajes destacados en Vizcaya, quienes lo utilizan como un instrumento más de prestigio, poder y coacción con ocasión de los enfrentamientos banderizos, hacia uno de cuyos bandos basculo inevitablemente el grupo familiar del Prestamero. Su falta de neutralidad facilitará que, como él había hecho con el Merino, el prestamero sea sustituido como principal funcionario del Señorío por el Corregidor, que aparecerá en Vizcaya en la década de 1370.

Las casas monteras son aquellas que se encuentran en los montes de la villa y pertenecientes a la jurisdicción de la villa. No hay suficientes datos históricos del cabildo eclesiástico de la parroquia de Santa María para este periodo, pero atendiendo a otros documentos que tratan la misma problemática se puede subrayar que este cabildo se sostenía mediante la mesa capitular formada por toda clase de bienes, en su mayoría de donación real, y con los diezmos como ingreso principal. Las donaciones de los fieles (fundación de obras pías, misas, donativos, ayudas, etc.) contribuían a la formación de una gran riqueza, que da a los cabildos, como administradores de la misma -no propietarios- un sólido poder económico. Los componentes de los cabildos aumentan desde la Baja Edad Media hasta alcanzar su configuración más plena en la Edad Moderna.

En cuanto a los diezmos -causante del litigio en cuestión- podemos decir que es un tributo en especie entregado a la iglesia con el fin de contribuir al mantenimiento del culto y del clero, para ornamentos y para ayudar a los pobres en tiempos de necesidad. Estaban sujetos a su pago todas las personas, creyentes o infieles, independientemente de su condición social, incluidos los religiosos, que debían tributar por sus propiedades particulares. Consistía, habitualmente, aunque no siempre, en el 10% de la producción agropecuaria y de varios productos elaborados.
El pergamino fue restaurado en 1983, en el Convento de las Benedictinas de Barcelona. Mide 305 x 275 mm. El sello y los cordones de sujeción a la plica se conserva en excelente estado.

Referencias bibliográficas
GARCÍA DE CORTAZAR, J.A., ARIZAGA BOLUMBURU, RIOS RODRIGUEZ, M.L., DEL VAL VALDIVIESO, I., Bizcaya en la Edad Media, Aranburu, San Sebastián, 1985, vol. IV, pp. 24-27.
ENRÍQUEZ FERNÁNDEZ, J., HIDALGO DE CISNEROS AMESTOY, C., LORENTE RUIGÓMEZ, A., MARTÍNEZ LAHIDALGA, A., Colección documental del Archivo Municipal de Lequeitio. Tomo I. (1325 - 1474), Eusko Ikaskuntza, Donostia, doc. 6, pag. 11 (Fuentes documentales medievales del País Vasco ; 37)
GUGLIERI NAVARRO, A. Catálogo de sellos de la sección de sigilografía del Archivo Histórico Nacional, Valencia, 1974, vol. I, pp. 145 - 146.
Análisis y transcripción: Mª Carmen AGUILAR PELAYO, personal del AHEB-BEHA, entre el 1 de junio de 1984 y el 18 de junio de 1985 (transcripción del documento y en la elaboración de unas notas de contenido relativas a los topónimos)
Libro de visitas de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción 1551-1583. ES/AHEB-BEHA/F006.228(2516/001-00)